Las redes sociales han recuperado el modelo de comunicación previo a la revolución industrial y a los medios de comunicación masivos que dictaban la agenda de temas a seguir. En definitiva, se ha recuperado aquella comunicación tradicional, la que se realizaba en los sitios públicos (plazas o mercados locales, entre otros): la conversación. La digitalización que trajeron consigo los ordenadores, la conectividad que ofrece Internet, y la potencia exponencial que se ha logrado con los dispositivos móviles,  explica la fuerza que tienen las redes sociales ahora.

Este modelo de comunicación hace posible el debate entre los usuarios, y entre los usuarios y la empresa. De esta manera se logra que ya no sea la oferta y la demanda quienes determinan la calidad y el precio de los productos; ahora es el usuario quien ha recuperado este poder, ya que es posible expresar una opinión y compartirla con el resto de público.

Las redes sociales se han convertido en las nuevas plazas en la que todos tenemos el poder de expresar nuestras experiencias y nuestras demandas. Pero es una herramienta que esta al servicio de todos. No  solo del usuario, sino también de la empresa, el periodista, el medio de comunicación, el alcalde; para todos y cada uno de nosotros.

Gracias a esto, ahora el consumidor puede preguntar, reclamar, solicitar y, en definitiva, conversar con las marcas. Muchas empresas han entendido este cambio y se han unido de manera activa en esta conversación. Han descubierto que si escuchan, responden y adecuan su estilo a las distintas redes sociales, tendrán mayor aceptación por parte de su público.

En conclusión y respondiendo la pregunta inicial: ¡Sí! Hay que estar en las redes sociales y, para lograrlo, es necesario contar con el asesoramiento de profesionales cualificados, que entiendan este modelo de comunicación y puedan utilizar estas herramientas de la mejor manera posible, adaptándolas para que cada empresa consiga aquellos logros que se propone. Algo que en Ippi llevamos años realizando, adaptando la comunicación de nuestros clientes a los nuevos soportes y medios de comunicar que internet y las nuevas tecnologías nos han proporcionado. Y todo ello sin olvidarnos de seguir mirando hacia delante, a la espera de vislumbrar los nuevos modelos de comunicación que están aún por llegar.

Luis Calderón.